//
Acá comienza el humo...

Última Entrada.

Los hijos pueden parecerse al primer amor de nuestra pareja (Vía Muy Interesante)

Hablamos de una antigua teoría del biólogo alemán August Weismann llamada“telegonía” basada en la transmisión de la herencia, que postulaba que la estirpe de una hembra y un macho podía adquirir cualidades físicas de otro macho que se hubiera apareado con la hembra anteriormente (idea ya expuesta anteriormente por Aristóteles).

Este planteamiento basado en la impregnación y en la herencia no genética que, posteriormente fue desterrado científicamente, acaba de ser demostrado en moscas, tal y como publica la revistaEcology Letters.

Un equipo de científicos australianos liderados por Angela Crean realizó un experimento con moscas, cruzando insectos inmaduros con machos grandes y pequeños. Una vez que ya eran fértiles, cruzaron a las hembras de nuevo, descubriendo que “a pesar de que el segundo macho engendró la descendencia, el tamaño de la progenie lo determinaba el de la anterior pareja sexual de la madre. Este hallazgo muestra que también se pueden transmitir algunos rasgos adquiridos a la descendencia de parejas posteriores de una hembra”, afirma Crean, líder del estudio.

Según el estudio, la teoría de Weismann no era tan descabellada, ya que la “primera impregnación” tiene más probabilidades de influir en la hembra que las posteriores: primero, porque es más joven y segundo, porque las posteriores tendrían que compartir su “influencia” con las anteriores. Esto explicaría por qué, por ejemplo, los hijos de un segundo matrimonio o una segunda pareja puedan parecerse a los de la primera pareja, mostrando características tan llamativas como el pelo pelirrojo, siendo sus actuales progenitores morenos.

Trasladando el experimento de las moscas a los seres humanos, la capacidad del ARN de los espermatozoides podría también alcanzar óvulos inmaduros provocando esa “impregnación” y por tanto estar presente en un embarazo posterior, provocando reordenamientos genéticos que variarían la expresión de los genes.

Podemos imaginar que durante el coito millones de espermatozoides que contienen ADN se depositan en el cuerpo de la hembra y los que no se utiliza en la fertilización son absorbidos por el mismo. Si este ADN extraño se llega a incorporar en las células somáticas y los óvulos inmaduros, la descendencia podría mostrar esta influencia en su constitución genética, y de ese modo proporcionar otra base para telegonía”, afirma a este respecto el investigador Yongsheng Liu en un reciente artículo publicado en la revista Gene.

  • Contrario a lo que se podría esperar, la música melancólica puede servir para estimular el espíritu. Liila Taruffi y Stefan Koelsch, investigadores sobre la relación música y cerebro de la Universidad Libre de Berlín, encontraron los efectos positivos de las melodías percibidas como tristes a partir de 722 encuestas que realizaron en países orientales como occidentales. Según el estudio, la mayoría de la gente experimenta más de tres emociones cuando escucha canciones de nostalgia o desamor. Este tipo de reacción resulta más compleja que la que puede generar la música considerada como festiva. Entre otros factores, los investigadores analizaron por qué las personas elegían este tipo de música e identificaron las emociones que experimentaron con mayor frecuencia. La mayoría de las personas que hicieron parte del estudio eligieron estas canciones en momentos de angustia o soledad, aunque hubo una minoría que escuchó música triste cuando estaba de buen ánimo. La respuesta se manifestó en sentimientos de nostalgia, tranquilidad o ternura, entre otras emociones. Los investigadores afirman que su descubrimiento es importante por cuatro razones. En primer lugar, porque los resultados revelan que la música triste puede regular o estabilizar las emociones o estados de ánimo negativos. También porque el estudio ilustra acerca de la situación en la cual una persona escoge este tipo de canciones o su perfil emocional. Además, la investigación devela cómo la música evoca la tristeza y los mecanismos psicológicos detrás de ese proceso. Por último, los investigadores dicen que su trabajo aporta a la discusión acerca de los efectos de la música que se percibe como triste. “Esperamos que este estudio lleve a un entendimiento más profundo de la música que evoca tristeza y estimule la investigación acerca de la relación entre la tristeza y el placer, particularmente en el dominio de la aplicación musicoterapéutica”, concluyen los investigadores.
  •  Narciso Morales López, coordinador de la clínica médica universitaria de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), aseguró que gracias a los 'estudios médicos' que ha leído, los jóvenes que consumen excesivamente marihuana  les disminuye la testosterona y "empiezan a tener tendencias y actividades homoxesuales". Morales hizo el llamado, preocupado por el incremento del consumo de la cannabis en México, en los jóvenes de entre 18 y 35 años.El médico también destacó que el número de mujeres que fuma marihuana se ha incrementado en los últimos años. Hoy en día se estima que por cada 4 consumidores masculinos hay 1.6 mujeres.Sin embargo, el médico no aclaró qué efectos hormonales provocaba el alto consumo de la sustancia en las mujeres.
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.